De la pintura a la luz.

La pintura ha servido siempre como medio de inspiración. Las escenas que se producen, las atmósferas que consiguen son mágicas y sobre todo en teatro sirven muchas veces como imagen para plasmar en una obra a través de la luz. En el workshop que realizamos con la iluminadora María Dómenech, en el Teatro La Caldera de Barcelona, el ejercicio consistía precisamente en inspirarnos en una imagen y llevarla a luz con los medios que teníamos. Y este es el proceso y el resultado:

La imagen elegida fue del pintor francés Odilon Redon, considerado como uno de los precursores del surrealismo.

joana-darc_redon_musey-dorse

 

El orden de las luces era el siguiente:

captura-de-pantalla-2016-11-29-a-las-22-46-10

Un frontal cyan para la figura.
Dos pares de calle en rojo para el fondo.
Un recorte de calle a la derecha para dar acento a una zona.
Un par a 45º iluminando lateralmente.
Un recorte picado de contra en color lima.

Esta era la idea inicial que tuvo que adaptarse luego a las barras que teníamos, eso hizo que algún proyector cambiase de ubicación finalmente.

El proceso de montaje fue el siguiente:

captura-de-pantalla-2016-11-29-a-las-22-50-42

captura-de-pantalla-2016-11-29-a-las-22-50-33

Y el resultado final:

Captura de pantalla 2016-11-29 a las 22.50.55.png

Tal vez, viéndolo con tiempo, hubiera colocado los frontales más bajos para bañar bien la cara. Decir que el proceso fue muy gratificante, al final de luz se aprende tocando la luz. ¡Un workshop genial!

Fotografías por: Milena Rosés.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s